I Betabeers Donostia: La experiencia detrás de mi primera ponencia

Tiempo estimado de lectura: 11 min.

Este mes comenzaba para mí con muchos nervios, pero también con muchas ilusiones.

A finales de Junio Jorge González me contactaba por email y me invitaba a hablar sobre la aplicación MoveOn Sports Tracker en el evento Betabeers, a lo que instantáneamente respondí que ¡por nada del mundo me perdería una oportunidad así!

tweet presentacion

Nota: Al final del artículo tenéis la presentación descargable tanto en formato PDF como ODT.

El miedo escénico… ¡a escena!

keler 1

Se celebraba el I Betabeers Donostia en la Sede Keler y, así, a bote-pronto, me enfrentaba a mi primera ponencia. Sin experiencia antes, teniendo que preparar material para 25 minutos de charla, con sólo dos semanas por delante y una presentación de por medio que también hay que diseñar y maquetar. ¿Te imaginas la situación?

Venga, te voy a confesar algo: Recuerdo cuando a finales de 2014, en la cena de empresa, los compañeros me pedían que hablase. Ya sabes, unas cuantas copas de más y todos se animan a decir unas palabras…

Estábamos entre compañeros, gente que conozco desde hace muchos años y, cuando se compincharon para que dijera alguna chorrada del tipo “El Lunes pararemos el servidor de correo durante toda la mañana por tareas de mantenimiento… ¡y os quiero musshhooooo!” el corazón se me aceleró hasta tal punto que pensaba que me daba un ataque a la patata. Y no estoy exagerando…

Lo que vengo a contarte es que tengo un miedo escénico categoría XXL que me paraliza y no me permite avanzar en ciertos aspectos. ¿Te pasa a tí también?

Bueno, en esta vida todo son experiencias y, como bien dice un amigo de la Kuadri @JokinStDomingo: “Hay que ir siempre con el pecho por delante. ¡Y la vida hay que comérsela!“, seguido de una onomatopeya del tipo “¡¡¡Groarrrrr!!!“.

La diferencia es que del dicho al hecho hay un trecho pero, lo que tengo claro es que, si no te enfrentas a tus miedos, si no sales de tu zona de confort, nunca los vas a poder superar. ¡Porque la vida es cosa de valientes!

Así que cuando me imaginaba subido al atril no podía evitar una gran-gran-gran sonrisa que se tornaba en una pequeña mueca, o viceversa, mezcla de alegría y de miedo, pensando en el embolao en el que me había metido.

Lo que estaba claro es que ya había dicho que sí, y recuerdo que pensé: “Bien, y ahora, ¿por dónde empiezo?”.

Primeros pasos

Me dirigí a Jorge y lo primero que le pregunté es: ¿Cuál es mi público?. Me contó que a los eventos Betabeers asisten muchos tipos de perfiles, casi siempre es gente relacionada con el mundo de la tecnología, pero no tienen porqué ser desarrolladores, así que si quería podía hablar sobre algún aspecto técnico en algún momento puntual, pero me recomendaba que fuese más llano y no tan específico.

Eso me rompía un poco los esquemas, ya que pretendía llevar la ponencia a mi terreno: Arquitectura de la aplicación, tecnologías aplicadas, problemas en el desarrollo, tiempo de formación, limitaciones de la plataforma y soluciones aplicadas a las mismas, etc etc.

Descartando eso, bajo mi punto de vista me quedaban dos alternativas: Un anuncio publicitario de 25 minutos o hablar sobre lo aprendido durante el desarrollo del proyecto.

Durante las dos siguientes semanas no tuve tiempo de dedicarle ni un sólo minuto a la ponencia, así que tanto los dos Sábados como los dos Domingos los invertí íntegramente en preparar el material.

El primer fin de semana decidí por dónde encauzarlo. Las dos ideas eran válidas, así que me decanté por la opción de explicar la experiencia adquirida, extraer sus ideas principales, definir el tiempo en el que me podía centrar en cada idea y desglosé cada una de éllas en varios puntos principales.

Ya tenía el esquema final y en el siguiente fin de semana lo terminaría de desarrollar y prepararía el diseño de la presentación.

Problemas

Nada grave, pero siempre ocurre algo.

La ponencia era el Viernes, así que durante el Lunes y el Martes de esa misma semana terminé la presentación y el Miércoles y Jueves hice dos o tres ensayos ante el espejo. Estaba entre 23 y 24 minutos si hablaba como una metralleta, pero el mismo Jueves Jorge se puso en contacto conmigo y me dijo que eran 20 minutos y una ronda de 5′ de preguntas.

¡Primer problema! ¡Hay que quitar cosas! Pero 3 o 4 minutos no es una ni dos, son muchas cosas, y echar un tijeretazo duele porque todo es importante.

Bueno, quité unas cuantas experiencias (o chascarrillos mejor dicho) muy a mi pesar y, que enriquecían la ponencia, pero de esa manera podía ajustarme a los tiempos.

keler 3

Y así, sin casi ensayar y con un miedo enfermizo a hablar en público, me presenté el Viernes en el espacio Keler.

Conocí a Jorge (¡gracias por el trato si estás leyendo esto!) y a la mayoría de los ponentes, y me puse a probar mi presentación en el proyector.

¡Segundo problema! La conexión al proyector era VGA, así que el portátil siempre proyectaba la pantalla completa de la presentación en el escritorio 1 y no en la extensión del escritorio. Podía mover la presentación per se y se veía en la proyección, pero no cuando lanzaba la pantalla completa 🙁 .

Al final la convertí de ODP (libreoffice) a PPT (powerpoint) y, como se veía bien, utilicé el portátil de Jorge.

Pues ya está. Ahora sí, todo listo. ¿Dónde nos vamos a poner? -le pregunté-. Pues aquí mismo -me dijo-. Y “aquí mismo” era delante de los oyentes, sin atril ni nada.

Nudo en la garganta.

A ver, voy a hablar sobre algo que sé, algo que viví personalmente, así que sé lo que tengo que contar… pero los nervios son traicioneros y no quería dejarme nada en el tintero, así que quería tener mi chuleta bien cerca para evitar olvidos y, sobre todo, ¡¡evitar quedarme en blanco!!

Ese fue el tercer y último problema: Adiós a esa bonita idea de auto-control. Parece una tontería, pero me generó un punto de inseguridad (y ansiedad) al no tener donde apoyar el móvil con el cronómetro en marcha y mi guión-chuleta para echarle un reojillo de vez en cuando.

Cuestión de mentalizarse.

Comienzan a llegar los asistentes

keler 2

La sala era pequeñita, acogedora, con una barra en la que se servían bebidas. Barra libre. Se daba la casualidad que hacía un calor de mil demonios, así que la gente se empezó a animar (creo que incluso entraba gente de fuera a tomar algo sin saber si quiera de qué era el evento).

Me di cuenta que la ponencia era desenfadada, pero me la había tomado tan en serio (como creo que hay que tomársela) que si la hubiese planteado como realmente era, informal, no hubiese pasado tantos nervios y quizá lo hubiese podido haber hecho mucho mejor. De hecho, ya me lo dijo Jorge: La idea es hablar desde un entorno cercano, después tomarse unas cervecitas y hacer networking (o contactos, como toda la vida se ha dicho 😉 ).

Curioso que, al llegar, Jorge me preguntase si aún tenía que terminar la presentación. Según me comentó, debía ser algo bastante común jajaja.

(Auto-nota-mental: ¡Si consigo tomarme estas cosas con más filosofía me irá mejor en un futuro!)

amigos

El caso es que llegaron mis aitas primero, después mis amigos @AndoniJimnez y Kabre, mi socio @SocialAngel y, por último, mis tíos y mis primos (¡esto último de sorpresa!).

Tenía dos ponencias antes y a las 19.00h estaríamos en directo.

Mis sensaciones

Estaban a punto de presentarme y empezaba a apremiar el llamado pis del miedo, al igual que cuando corro alguna carrera. No quería tener una preocupación más allí arriba, así que me levanté y solté la tensión un poco antes.

ponencia2

Los primeros minutos describía la aplicación a grosso modo y, para evitar narcisismos (como ya he comentado antes, no quería echar un anuncio publicitario de 20 minutos, de ahí que lo vea de esa manera..), solté un “y hasta aquí lo que voy a hablar sobre MoveOn”, con la sorpresa generalizada de los asistentes.

Ver esa reacción me pareció muy gracioso 😀 .

ponencia3

A partir de ese momento, contaba los aciertos y errores en el desarrollo, intentando enfocarlos desde un punto de vista positivo e intentando también que fuesen aplicables a todo tipo de proyectos de todos los ámbitos.

motxila y siA parte, creo que era mi manera de regalar a los presentes lo más valioso que yo tengo, que no es la app ni mucho menos, si no mi experiencia contada de manera que pueda servirles a éllos también para sus propias cosas.

Me costó mucho arrancar, me agobié un poco y me quise bloquear un par de veces. Mi cerebro estuvo cerca de apagarse. Pero con esfuerzo me mantuve “vivo“, me disculpé con la sala en algún momento por los nervios, y me rehíce como pude.

ponencia4

A partir de ahí me quedo con la sensación de haber contado todo lo que quería contar. Según mi aita, había veces que levantaba la voz, otras que la perdía… por desgracia no fui consciente de nada de todo eso.

Sí que me quedé con una sensación de no transmitir seguridad ni tranquilidad pero, a la vez, satisfecho de sacar algo así adelante.

Personalmente lo viví como un pequeño desastre en general pero con destellos puntuales de diversión. Pasase lo que pasase, ya que las cosas se viven diferentes desde dentro que desde fuera, de alguna manera hay que empezar, ¿no? 😉

Realmente donde estuve a gusto, donde le subo la nota final a la ponencia, fue en la ronda de preguntas. Ahí sí que me sentí yo mismo 🙂 .

Críticas

Recibí varias críticas, afortunadamente todas constructivas. Me han dicho que era la ponencia más estructurada. Algunos que aun sin saber lo que implica el desarrollo, lo que conté les pareció muy interesante. Otros que lo que contaba se entendía. Pero la mayor de todas las críticas fue sobre el contenido.

Se conoce que no esperaban que fuese tan “externo” a MoveOn, que tenía que haber aprobechado a hacer más autobombo, a contar más cosas sobre la aplicación. Y puede que tengan razón 🙂 .

Por mi parte, pienso que conté lo que creí que tenía que contar, les regalé lo mejor de mí y fui empático al preparar el contenido, queriendo que salieran de la ponencia con algo en los bolsillos.

Y no hablo de un app, no les veía como un cacho de carne, una descarga más. No. Les veía como gente a la que podía aportarles algo.

Lo que tengo claro es que me invitaron porque creían que tenía algo dentro que contar, y que se puede hacer de muchas maneras :-).

Sutilmente hablé sobre entrenamientos por intervalos y de las ventajas de la aplicación sobre las de la competencia. Y aunque se esperasen una explicación exhaustiva de la app, creo que para eso siempre puedes ver el vídeo corporativo de MoveOn o descargarla o leer el manual.

tweet tecnofilosofia

Vaya chapa, ¿eh? Si has llegado hasta aquí, te comentaré que @AndoniJimnez hizo todo un seguimiento en vivo de toda la ponencia y la definió como “Tecnofilosofía”. ¡¡Qué grande!!

Y nada más. Espero que sea la primera de muchas, que tenga más oportunidades de hablar de más cosas (porque creo que tengo mucho que contar) pero, sobre todo, que pueda seguir limando los fallitos que he podido cometer en este Betabeers.

¡¡¡Siempre hacia delante!!!

Saúl Cintero.

Descarga aquí la presentación en formato PDF o descarga aquí la presentación editable en formato ODP

Publicado por

Saúl Cintero

Saúl Cintero

Soy feliz diseñando y desarrollando soluciones para cada necesidad.En los últimos tiempos he centrado mi atención en Java y disfruto desarrollando productos tanto para escritorio como para dispositivos móviles.

Un comentario en “I Betabeers Donostia: La experiencia detrás de mi primera ponencia”

  1. Saúl sólo puedo darte la enhorabuena por la ponencia y por este artículo. Demuestra que haces las cosas con pasión y dedicación.

    Yo me sentí muy identificado con todo lo que expusiste, ya que son experiencias que también he pasado en proyectos de desarrollo de aplicaciones móviles y en el mundo de las start-ups.

    Al final el espíritu de Betabeers es aprender unos de otros. Yo creo que aprendimos, y mucho con lo que contaste. Una explicación más técnica seguro que también hubiese estado genial, pero la hubiese entendido poca gente de la que fue como público, así que yo creo que estuvo super bien adaptado.

    Nos vemos en alguna otro evento!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.