Sobre mí

Tiempo estimado de lectura: 7 min.
¡Hola! Soy Saúl Cintero

sc-avatar-2Nací en San Sebastián, viví en Rentería y actualmente resido en Irún (Guipúzcoa).

Soy Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Informáticas, además de ser el creador de Story Architect, Driving Time, la Calculadora Running GPX, y co-fundador de MoveOn Sports Tracker.

Como puedes ver, me encanta desarrollar nuevos productos y buscar soluciones a los problemas, pero encontrar mi vocación no fue nada fácil.

De pequeño sólo pensaba en jugar a fútbol con los amigos, hacer kárate y, sobre todo, dibujar en todos y cada unos de los márgenes de los libros del cole.

Devoraba montañas de cómics y me encantaba inventarme historias, crear nuevos personajes, monstruos, bichos mutantes y demás fauna. Disfrutaba dejando volar mi imaginación.

Todas aquellas experiencias, que antes eran como un juego, han hecho que a día de hoy sea un profesional más completo, puesto que ahora esa creatividad me facilita la posibilidad de aplicar un toque personal a los productos que desarrollo en la actualidad.

Mi pequeña historia

Cuando acabó el instituto recuerdo que me encontraba realmente perdido.

Sin tenerlo nada claro decidí matricularme en Bellas Artes, pero el azar quiso que llegase a mis oídos una nueva oferta de estudios: La primera promoción del Ciclo Formativo de Desarrollo de Aplicaciones.

Me inscribí fuera de tiempo pero, al cabo de unas semanas, me notificaron que había habido una baja y que si aún quería existía la posibilidad de cursarlo.

Dejé Bellas Artes a un lado y formalicé la inscripción. Fue todo un acierto, conforme pasaba el tiempo pude darme cuenta de que aquello me encantaba.

Estaba rodeado de gente que le gustaban los ordenadores, que hacían programas, y juegos, animaban sus propios sprites y se inventaban mil y una historias.

Yo mientras tanto investigaba por mi cuenta, intercambiaba dudas y material con mis compañeros de clase (cuando aquello de tener Internet era raro-raro-raro) y descubrí que lo que estaba aprendiendo me hacía feliz. Había encontrado aquello que me motivaba.

Fue una época muy muy chula, conocí a mucha gente nueva e hice muchos amigos.

Mi primer trabajo

Terminó el Ciclo y comencé mi andadura en una empresa de transporte llamada TransNatur.

Allí tuve la gran fortuna de cruzarme en el camino del que sería mi actual compañero de trabajo y un gran amigo: Ángel Ramos.

He podido aprender muchas cosas de él, del trabajo y de la vida. ¡Gracias Angelillo, de verdad!

Y llegó la era móvil

Pasaron los años y los smartphones llegaron para quedarse.

En los tiempos dónde los terminales móviles se “regalaban”, TransNatur puso en mis manos una HTC Legend que iba a cambiar mi vida.

Era un juguete tan alucinante que no podía despegarme de él. Con su pantalla táctil y una cantidad de programas “casi infinita” me descubrió todo un mundo nuevo, pero resultó que las actualizaciones del S.O. se sucedían y pronto empezó a quedarse desfasado.

¿Y si la rooteo? —pensé. Así, intentando tener el móvil siempre a la última, comencé a interesarme poco a poco por cómo funcionaba mi teléfono por debajo.

Pronto aquello también se me quedó pequeño y pensé en ir un poco más allá: ¿Qué tal si desarrollo una aplicación para Android?

Aproveché que durante 2010 había ganado bastante peso para usar el propio proyecto como motivación para recuperar mi estado de forma.

Decidí que el app tendría que utilizar el dispositivo GPS integrado junto con los datos de OpenStreetMap, y todo aquello se convirtió en el caldo de cultivo de la aplicación deportiva MoveOn Sports Tracker.

El programa fue creciendo y creciendo hasta convertirse en un gran monstruo del que, afortunadamente, he aprendido tantas y tantas cosas que las he querido compartir con todos vosotros en este artículo.

Conforme MoveOn crecía en complejidad Ángel, que entre otras cosas hacía de probador principal, hacía sugerencias, solicitaba más funciones y, en definitiva, presionaba para construir junto conmigo una mejor aplicación.

Así fue como comenzó este proyecto en común, algo en lo que hemos invertido mucho tiempo, dinero, esfuerzo e ilusiones y del que han ido surgiendo experiencias muy bonitas (¡y esperamos que sigan surgiendo aún más!).

De cara al público y luchando contra los miedos

Lo que os decía, ¡cuántas cosas le debo a MoveOn!

Gracias a élla me he visto obligado a salir de mi zona de confort.

Llegamos a la final de los I Premios Patrocina un Deportista.

Pude dar una ponencia de casi media hora en el evento Betabeers.

La defendí en el evento GipuzkoAPPs frente a otras empresas y ante los medios de comunicación, y que gracias a la experiencia previa en el Betabeers pude afrontarla con aplomo. Estamos muy orgullosos de poder contar que también llegamos a la final de este concurso, siendo los únicos (que sepamos) que presentaban un proyecto personal hecho en (parte de) su tiempo libre.

Competíamos contra empresas con mucho más tiempo y recursos que nosotros, y aun así quedamos quintos :-).

Premios

Y como no sólo de finales vive el hombre, a la tercera fue la vencida y MoveOn Sports Tracker fue la ganadora en los premios Buber sariak como el mejor Proyecto de Software Libre.

buber-sariak-2016

¡¡Esperemos que sólo sea el primero de muchos otros premios!!

La experiencia es la madre de la ciencia

A raíz de mis equivocaciones me interesé por mejorar mi código aplicando patrones de diseño, código limpio y una serie de recursos que vengo poniendo en práctica en mis últimos proyectos.

Driving Time llegó poco después de MoveOn Sports Tracker y ahora recién acabo de publicar otro proyecto más llamado Story Architect.

He sido capaz de publicar, en poco más de un año, tres proyectos serios. Así que si algo saco en claro es que no hay nada como aprender de los errores, conocer bien la plataforma para la que desarrollas y sentirte cómodo con el lenguaje que estás utilizando.

La experiencia siempre es un grado.

Como habrás visto, soy apasionado en todo lo que hago y tengo claro que me encantaría trabajar profesionalmente como desarrollador.

Algún dato más personal

Soy amante de los animales (creo que tengo un feeling especial con éllos), de los gadgets o aparatejos electrónicos, del deporte de motor en general (y en especial de las cuatro ruedas), de los videojuegos, de la tecnología y de la vida…

Además soy runner, ando en bici y estoy enganchado a Netflix :-P.

¿Hay algo más que me quieras contar?

¡Claro que sí!

Me gustaría decirte que estás en tu casa y que intentaré hacer el contenido de mi blog lo más ameno posible.

Así que disfruta, aprovéchate de mi trabajo y, sobre todo, comenta.

¡Te invito a acompañarme! 😀

Saúl Cintero